¿Cómo la naturaleza puede contribuir a la mejora de las funciones cognitivas?

Potenciar el desempeño mental de una persona sin ningún tipo de disfunción física o mental, pero que por su condición social, laboral o académica pudiera beneficiarse de esta condición, es una de las posibilidades que ofrece actualmente la investigación pragmática en neurociencias aplicada a la psicofarmacología [1]. En este sentido, se han publicado revisiones sistemáticas de estudios clínicos que incluían como grupos poblacionales adultos sanos, en su mayoría personas jóvenes, a las cuales se les administró distintos psicotrópicos, de origen sintético o natural, sin un fin terapéutico, usando como comparador un grupo control placebo, y cuyo principal objetivo consistía en demostrar la eficacia en mejorar procesos cognitivos relacionados con funciones ejecutivas, tales como la atención, la motivación o la memoria, entre otros.

Los potenciadores cognitivos o nootrópicos son fármacos, suplementos, nutracéuticos o alimentos funcionales que mejoran algún aspecto de la función o cognición cerebral. Según el Dr. Corneliu E. Giurgea  el investigador que propuso por primera vez el término “nootrópico” [2], este tipo de substancias, además de potenciar las capacidades cognitivas y mejorar el aprendizaje, no deberá presentar toxicidad, adicción u otros efectos secundarios importantes [3]. En este sentido, los nootrópicos de origen natural han ganado mucha popularidad como alternativa eficaz y segura [4].

A día de hoy se encuentran disponibles varios extractos de plantas medicinales y nutrientes esenciales con propiedades nootrópicas y que ayudan a prevenir el estrés oxidativo de las células neuronales. Por tratarse de substancias de origen natural, no producen dependencia o efectos colaterales adversos como ocurren en los fármacos psicotrópicos. Además, no necesitan de prescripción médica y pueden ser utilizados para complementar la dieta con el objetivo de prevenir enfermedades neurológicas. De hecho, los nootrópicos naturales son substancias que llevan siendo utilizadas por la medicina tradicional durante siglos, aunque es en la actualidad cuando están empezando a ser descubiertos por el público general. Algunos ejemplos de nootrópicos de origen natural son los extractos concentrados de plantas medicinales como el ginseng koreano, el ginkgo biloba, la bacopa monnieri, el hongo melena de león, el guaraná, el té verde. Como ejemplos de nutrientes con propiedades nootrópicas tenemos la teanina, taurina, colina, cafeína, acetil L-carnitina y la fosfatidilserina. 

Nootrópico natural
Nootrópico natural Nutribiolite

Nutribiolite ha desarrollado ONIT y MINFIRE, dos complementos alimenticios nootrópicos formulados a base de extractos de plantas medicinales y nutrientes esenciales, que ayudan a favorecer las funciones cognitivas y proteger el cerebro contra el daño oxidativo.

ONIT es ideal para los que prefieren un nootrópico con un efecto estimulante y energizante debido a la presencia en su fórmula de ingredientes como el guaraná o el ginseng coreano. Su fórmula está compuesta por 5 extractos concentrados de plantas medicinales (ginseng coreano, ginkgo biloba, té verde, guaraná y remolacha), substancias con propiedades nootrópicas como la L-teanina, L-taurina y acetil-L-carnitina, y nutrientes importantes para el buen funcionamiento de las células neuronales como la L-tirosina, la colina y la fosfatidilserina.

MINFIRE fue desarrollado para los que ya consumen suficiente cafeína durante el día o sienten incómodo con la presencia de esta substancia y prefieren un efecto nootrópico libre de estimulantes y más enfocado en los extractos medicinales. La fórmula de MINFIRE cuenta con 4 potentes extractos naturales con propiedades nootrópicas como la bacopa monnieri, el ginkgo biloba, el hongo melena de león y el té verde sin cafeína. Además cuenta con  3 nutrientes importantes para el buen funcionamiento de las células neuronales: L-tirosina, colina y fosfatidilserina.

Le invitamos a visitar nuestro blog, donde hemos preparado un resumen sobre los resultados de algunos trabajos científicos que hacen referencia a las propiedades nootrópicas de cada uno de los ingredientes seleccionados en las fórmulas de ONIT(blog) y MINFIRE (blog).

Es importante tener siempre presente que, si bien los nootrópicos naturales pueden tener muchos beneficios para la salud del cerebro, no deben utilizarse como sustitutos de hábitos saludables. Dormir lo suficiente, llevar una dieta nutritiva y controlar el estrés son fundamentales para lograr un rendimiento cognitivo óptimo. Una vez que una persona incorpora rutinas saludables a su vida, los nootrópicos naturales pueden servir como una ventaja adicional para mejorar la agudeza mental y reducir la fatiga.


Referencias bibliográficas:

  1. Farah, M.J., et al., Neurocognitive enhancement: what can we do and what should we do? Nature Reviews Neuroscience, 2004. 5(5): p. 421-425.
  2. Giurgea, C., The «nootropic» approach to the pharmacology of the integrative activity of the brain. Cond Reflex, 1973. 8(2): p. 108-15.
  3. Giurgea, C. and M. Salama, Nootropic drugs. Progress in Neuro-Psychopharmacology, 1977. 1(3): p. 235-247.
  4. Sachdeva, A., K. Kumar, and K.S. Anand, Non Pharmacological Cognitive Enhancers – Current Perspectives. J Clin Diagn Res, 2015. 9(7): p. Ve01-ve06.

ONIT

Complejo nootrópico natural

MINFIRE

Nootrópico natural sin cafeína
.