¿Cómo aliviar los síntomas más comunes de la menopausia?

¿Cómo aliviar los síntomas más comunes de la menopausia?

¿Cómo aliviar los síntomas más comunes de la menopausia?

¿Cómo aliviar los síntomas más comunes de la menopausia?

¿Cómo aliviar los síntomas más comunes de la menopausia?

¿Cómo aliviar los síntomas más comunes de la menopausia?

¿Cómo aliviar los síntomas más comunes de la menopausia?

En este artículo leerás:

comparte

La menopausia es una etapa en la vida de la mujer, por lo general entre los 45 y los 55 años, en la que llega a término el ciclo fisiológico de la menstruación y de la función ovárica, cesando definitivamente su capacidad reproductiva. La Organización Mundial de la Salud, se considera que una mujer es menopáusica cuando han trascurridos 12 meses desde su última regla. Si aparece antes de los 40 años, hablamos de menopausia precoz y de menopausia tardía cuando se retrasa hasta después de los 55. La menopausia también puede ocurrir como resultado de una intervención quirúrgica (cuando se extirpan ambos ovarios) o de un tratamiento médico, en cuyo caso se conoce como menopausia inducida (quirúrgica o médica).

Quédate con nosotros en esta lectura, porque contestaremos a las preguntas más importantes sobre la menopausia, explicaremos sus diferencias, sus síntomas y los cambios físicos y bioquímicos que están por detrás de ellos. Como especialistas en la formulación de complementos alimenticios, te daremos a conocer las soluciones naturales que la fitoterapia tiene para ayudar a las mujeres a superar esta fase, y garantir una transición con el máximo bienestar. Te hablaremos también sobre Menovon, un complemento alimenticio que es el resultado de una exhaustiva revisión bibliográfica sobre ingredientes disponibles en la fitoterapia moderna que han generado resultados positivos en el manejo de los síntomas climatéricos. Este artículo puede parecer largo, pero con la información que te vamos a brindar, estamos seguros que tendrás una idea más clara sobre lo que sucede durante la menopausia y por qué Menovon podría ser tu próximo suplemento.

¿Por qué se produce la menopausia?

De una manera simple, podríamos decir que la menopausia es el cese permanente de la menstruación. Este proceso comienza porque se agotan unas estructuras denominadas folículos que se encuentran en los ovarios. Estos folículos ováricos son los responsables por la producción de las hormonas femeninas, las responsables por el ciclo menstrual.

La función ovárica

Menopausia | Menovon Nutribiolite

Los óvulos son las células sexuales, portadores de la carga genética que la mujer da a sus hijos. Estos crecen y maduran dentro de los folículos ováricos. En los ovarios hay una gran cantidad de folículos, pero a cada 28 días, tan solo uno será el que se desarrolle y dé lugar a la formación de un óvulo maduro. Este óvulo viajará por una de las trompas de Falopio hacia el útero. Si durante el camino es fecundado por un espermatozoide, formará un embrión que podrá implantarse en el útero, dando lugar a un embarazo. Si no es fecundado, el óvulo degenera y se elimina en el siguiente período menstrual.

Los folículos ováricos son producidos por la mujer mismo antes del nacimiento. Después de tan solo nueve semanas de ser concebidos, los fetos femeninos ya empiezan a producir folículos ováricos. Cada folículo será responsable por desarrollar un único óvulo inmaduro (ovocito) en su interior. Al nacer, las mujeres cuentan con dotación ovárica finita de alrededor de un millón de ovocitos, que disminuye a lo largo de su vida. En la pubertad, esta cantidad se reduce hasta aproximadamente los 400.000 o 500.000. En cada uno de los ciclos menstruales que se inician mes a mes a partir de este momento, sólo alrededor de 400-500 ovocitos llegarán a la ovulación y el resto se degenerará en el camino.

Los folículos ováricos tienen también otra función importante que es de producir las hormonas sexuales femeninas: los estrógenos y la progesterona, a partir del colesterol. Estas hormonas controlan los ciclos menstruales, la fertilidad y el embarazo. También son fundamentales para el desarrollo de las características sexuales femeninas. Más allá de la reproducción y embarazo, los estrógenos tienen otras funciones importantes, por lo que son claves en la salud y el bienestar de la mujer. Estas hormonas intervienen en el metabolismo de las grasas y del colesterol1, en la síntesis de neurotransmisores como la adrenalina, norepinefrina, dopamina y serotonina2, 3, en el metabolismo del tejido óseo4, en la producción del colágeno5,  en el control de la tensión arterial6 y, junto a los andrógenos, estimulan la libido7.

Con el pasar de los años, se produce una disminución paulatina del número de folículos ováricos disponibles. Cerca del periodo de la menopausia, el número de folículos ya es muy pequeño y casi no producen hormonas féminas. Este déficit de estrógenos y progesterona puede causar serios problemas de salud, principalmente en el caso de los estrógenos, debido a las funciones importantes que esta hormona desarrolla, más allá del ciclo menstrual y reproductivo.

¿Cuál es la diferencia entre menopausia y climaterio?

En términos estrictos, la menopausia significa el último ciclo menstrual de la mujer, de la misma forma que la menarquía significa el primero. No obstante, es muy habitual utilizar el término menopausia para referirse a los años previos y posteriores a este evento fisiológico concreto, a pesar de ser más correcto la utilización del término climaterio, una palabra que proviene del griego κλιμακτήρ (klimakter), que significa escalones o peldaños. Podemos dividir el climaterio en 3 fases típicas:

Las fases de la menopausia

Perimenopausia: El período de tiempo durante el cual la producción hormonal de los ovarios ya se encuentra significativamente reducida y sigue declinando de forma paulatina. Eso es debido a la disminución del número de folículos ováricos disponibles. Durante este periodo, los ovarios se tornan más pequeños y ligeros, mientras que los vasos sanguíneos que los irrigan van atrofiándose. Cada vez van quedando menos folículos y en ocasiones no llegan a madurar en cada ciclo, de tal manera que hay ciclos menstruales sin ovulación (anovulatorios). Durante el final de la perimenopausia los ciclos menstruales son cada vez más irregulares, con una tendencia general a que los ciclos sean más largos (la menstruación no ocurre todos los meses). Es durante la perimenopausia que surgen los primeros síntomas climatéricos.

Menopausia: El último ciclo menstrual de la mujer. Debido a que las menstruaciones se vuelven menos frecuentes durante el final de la perimenopausia, la menopausia es diagnosticada de manera retrospectiva, contando los 12 meses consecutivos de ausencia de menstruación (amenorrea), desde la última regla.

Postmenopausia: Comienza con el final de la perimenopausia y se suele dar por acabada en torno a los 65 años de edad de la mujer. Los folículos han dejado de trabajar, hay un cese en la función ovárica y no hay apenas producción hormonal. Las concentraciones de estradiol y progesterona son muy bajas. El estroma del ovario sigue produciendo testosterona, por lo que se modifica entonces la relación de estrógenos y andrógenos. De ello puede derivar, en algunos casos, la aparición de signos de hirsutismo (crecimiento excesivo de vello en mujeres). En esta fase aparecen las complicaciones y los síntomas por la falta de estrógenos que irán instaurándose de forma lenta y progresiva con el paso de los años.

¿Cuáles son los síntomas típicos del climaterio?

Menovon | Nutribiolite

Durante el climaterio, la mujer va a pasar por una serie de cambios fisiológicos y psicológicos, que en algunos casos pueden dar origen a síntomas, tales como8:

  • Periodos menstruales menos frecuentes y que finalmente cesan
  • Latidos cardíacos fuertes o acelerados (palpitaciones)
  • Sofocos, usualmente peores durante los primeros 1 a 2 años de la postmenopausia
  • Sudores nocturnos
  • Enrojecimiento de la piel
  • Problemas para dormir (insomnio)
  • Dolores de cabeza más frecuentes
  • Cambios del estado de ánimo, incluyendo irritabilidad, depresión y ansiedad
  • Olvido (en algunas mujeres)
  • Resequedad vaginal y relaciones sexuales dolorosas (dispareunia)
  • Disminución del interés sexual o cambios en la respuesta sexual
  • Infecciones urinarias recurrentes
  • Incontinencia urinaria
  • Dolores articulares
  • Osteoporosis

Es importante referir que ni todas las mujeres presentan los mismos síntomas y con la misma intensidad. Además, estos pueden desarrollarse en distintas etapas del climaterio.

¿Qué está por detrás de los síntomas del climaterio?

La falta de estrógenos se refleja en el aparato urogenital (urinario y genital). Como los estrógenos intervienen en la formación del colágeno de la piel, mucosas y tejido conectivo, su déficit ocasionará una disminución importante de la elasticidad y resistencia a la tracción5. Por lo tanto, la diminución del colágeno durante el climaterio será el mayor responsable de los síntomas de dolores articulares, incontinencia urinaria, infecciones urinarias recurrentes y dispareunia (relaciones sexuales dolorosas).

La osteoporosis es un factor de riesgo muy importante durante la postmenopausia. Los estrógenos favorecen la absorción de calcio en el intestino, estimulando los receptores específicos en el osteoblasto, activando la producción de matriz ósea y el depósito de calcio en el hueso9.  La mayor pérdida de masa ósea se produce en los cinco años de postmenopausia10.

Se sabe que los estrógenos contribuyen al aumento de los niveles de colesterol HDL (colesterol bueno) y reducción del colesterol LDL (colesterol malo). Además, participan en todos los pasos de inhibición de las placas de ateroma, con su papel antiinflamatorio11. Eso traduce en un menor riesgo cardiovascular para las mujeres premenopáusicas, relativamente a los hombres de la misma edad. Sin embargo, las mujeres postmenopáusicas pierden este factor protector de los estrógenos y por eso, suelen presentar niveles más altos de colesterol total, colesterol LDL, triglicéridos y niveles más bajos de colesterol HDL12.

Por intervenir en la síntesis de algunos neurotransmisores, los estrógenos son beneficiosos para la función cognitiva y psicoafectiva, para el estado de ánimo y la memoria. Por eso, la menopausia está normalmente relacionada con cambios en el estado de ánimo, incluyendo mayor irritabilidad, mayor propensión a la depresión y a tener crisis de ansiedad13.

¿Cómo diagnostican los médicos la menopausia?

Menovon | Nutribiolite

Los síntomas del climaterio, mencionados anteriormente, por lo general son suficientes para avisarle a mayoría de las mujeres que han comenzado la transición menopáusica. Si tienes alguna inquietud acerca de los períodos menstruales irregulares o sofocos, consulta con tu médico. En algunos casos, es posible que te recomienden que te hagas otros estudios. En determinadas circunstancias, es posible que el médico recomiende análisis de sangre para comprobar los niveles de algunos marcadores como la hormonas luteinizante (LH), la hormona foliculoestimulante (FSH) y el estradiol.

Las hormonas luteinizante (LH) y foliculoestimulante (FSH), producidas por la glándula hipófisis (ubicada en la base del cerebro), son las hormonas responsables por estimular la producción de estrógenos y progesterona por parte de los folículos ováricos. Como los niveles de estrógeno y progesterona se encuentran reducidos por la falta de folículos, el hipotálamo (una región del cerebro que actúa como una glándula), libera más hormona liberadora de gonadotropina (GnRh) para que la hipófisis reciba la señal para producir más FSH y LH, y así intentar “forzar” el ovario a producir más estrógeno o progesterona. Pero el problema radica en que ya no hay folículos ováricos suficientes para su producción. Consecuentemente, la FSH y la LH se mantienen elevadas, y por lo tanto se utilizan como marcadores analíticos para confirmar la entrada en la menopausia.

El estradiol es la principal forma de estrógeno presente en mujeres premenopáusicas. Después de la menopausia, sus niveles caen significativamente, lo que hace del estradiol otro marcador analítico importante de la menopausia.

¿Qué tratamientos hay para los síntomas de la menopausia?

El tratamiento de los síntomas del climaterio está dirigido a suministrar estrógenos forma exógena, para compensar la deficiente producción endógena. A esto se le conoce como terapia de restauración hormonal o terapia hormonal sustitutiva. El problema que presenta esta terapia es que incrementa el riesgo de cáncer de endometrio14. Este riesgo puede ser reducido añadiendo al tratamiento un progestágeno, aunque esta medida incrementa el riesgo de cáncer de mama14, 15. Por todo ello, hoy día se plantean dudas en la instauración de una terapia de restauración hormonal crónica en mujeres con sintomatología leve. En este caso, el tratamiento preventivo a base de fitoterápicos es una alternativa cada vez más utilizada.

Muchos estudios epidemiológicos han verificado la eficacia de las preparaciones fitoterápicas para el manejo de los síntomas de la menopausia y la prevención de posibles problemas cardiovasculares o de osteoporosis en mujeres asintomáticas sanas14. Otra evidencia de la efectividad de la fitoterapia es el hecho de que las poblaciones con dietas ricas en isoflavonas tienen una menor incidencia de la sintomatología climatérica, especialmente los sofocos. Este trastorno es el síntoma más común de la menopausia y lo padecen aproximadamente el 75-85% de las mujeres occidentales, mientras que sólo un 15-25% de las mujeres japonesas lo presentan14.

El consumo de soja, un alimento rico en isoflavonas, es una característica de la alimentación de países del extremo oriente como la China oriental y Japón.

¿Suplementos para la menopausia?

La respuesta es SÍ. A través de los complementos alimenticios podemos obtener las ventajas de la nutrición (vitaminas, minerales y macronutrientes) y de la fitoterapia (plantas medicinales), para el manejo de los síntomas del climaterio.

Algunas plantas cuentan con substancias que presentan unas estructuras moleculares similares a las hormonas esteroides, lo que les atribuye propiedades estrogénicas y antiestrogénicas leves. Otras plantas no tienes acción estrogénica, pero poseen componentes activos que actúan al nivel de los neurotransmisores, ayudando a disminuir los síntomas típicos del climaterio. Según varios estudios epidemiológicos, estas plantas ayudan a evitar las molestias surgidas de la menopausia, sin los efectos secundarios que pueden aparecer como consecuencia de la terapia hormonal14.

Una alimentación sana y equilibrada es fundamental y, a principio, te aportará todos los nutrientes que necesitas durante este periodo de transición. Sin embargo, hay que tener en cuenta que algunas vitaminas son especialmente importantes durante esta fase y, si no puedes garantizar un aporte diario de estos nutrientes a través de tu dieta, los complementos alimenticios te pueden ayudar.

Menovon: un complemento alimenticio para la menopausia

Menovon | Nutribiolite

Motivados por la necesidad de ayudar a las mujeres en este periodo tan importante, nuestro equipo de especialistas ha desarrollado el Menovon. Su fórmula es el resultado de una exhaustiva revisión bibliográfica sobre los avances en la fitoterapia y de la nutrición para ayudar con el manejo de los síntomas climatéricos16. Menovon combina la acción de las isoflavonas de los extractos de soja y trébol rojo, con los extractos de cimicífuga y sauzgatillo, y las vitaminas E, D3 y B6. Su fórmula es 100% natural, sin aditivos sintéticos o conservantes artificiales.

Quédate con nosotros en esta lectura porque te vamos ayudar a comprender como los ingredientes de Menovon te puede ayudar a tener una menopausia tranquila y cómoda. También te vamos presentar otros 3 complementos alimenticios que recomendamos junto con Menovon, te pueden ayudar a tener una menopausia tranquila y cómoda.

Los fitoestrógenos de la soja y del trébol rojo

Menovon | Nutribiolite

(Soja)

Los fitoestrógenos son compuestos naturales no esteroideos que forman parte de muchos alimentos. Las tres clases principales de fitoestrógenos son las isoflavonas, los lignanos y los cumestanos. De ellos, las isoflavonas, que se encuentran principalmente en la soja (Glycine max), en el trébol rojo (Trifolium pratense) y en otras legumbres, son las más relevantes por presentaren una leve actividad estrogénica17.

Por su similitud estructural con los estrógenos del cuerpo, los fitoestrógenos son capaces de unirse a los mismos receptores celulares utilizados por el estrógeno en nuestro cuerpo, presentando, por eso, alguna actividad estrogénica, que puede ayudar a combatir las molestias surgidas de la menopausia, sin los efectos secundarios que pueden aparecer como consecuencia de la terapia hormonal14, 18. En efecto, la actividad estrogénica de las isoflavonas es la más investigada como alternativa natural a los tratamientos hormonales19.

Las isoflavonas están presentes en la naturaleza en su forma glicosilada inactiva, es decir, como precursores. Solamente después de ingeridas, mediante la acción enzimática de las bacterias intestinales, pierden la molécula de glucosa y se transforman en las formas activas20.

Menovon | Nutribiolite

(Trébol rojo)

Existen dos tipos de receptores celulares de estrógenos en el cuerpo humano. Los receptores alfa (RE-α) están distribuidos por el sistema nervioso central, el endometrio, la mama y el hígado. A su vez, los receptores beta (RE-β) se localizan principalmente en el hueso, la pared vascular, el tracto urogenital y también en el sistema nervioso central. Pues bien, se ha demostrado que las isoflavonas presentan una mayor afinidad por el receptor RE-β, por lo que su acción es más marcada en aquellos órganos y tejidos diana en los que predominan los receptores RE-β, como el sistema nervioso central, esqueleto, pared vascular y tracto urogenital. Al no tener prácticamente acción sobre los receptores RE-α, las isoflavonas no tiene efecto significativo sobre la proliferación del tejido mamario y endometrial19.

Los receptores RE-α y RE-β son unas proteínas situadas en el interior de las células que actúan como receptores específicos de estrógenos. Estos receptores estimulan la multiplicación celular y son mediadores “críticos” de una gran variedad de procesos biológicos específicos de varios órganos del cuerpo humano.

Las isoflavonas presentan también una acción antioxidante, que se traduce en protección de la pared vascular por disminución de la oxidación del colesterol LDL. Actúan, igualmente, como antiagregante plaquetario, ya que inhiben la unión del tromboxano A2 a su receptor plaquetario14.

La soja y el trébol rojo comparten las mismas isoflavonas, pero en distintas proporciones, lo que podría explicar algunas diferencias en los resultados de los estudios clínicos21. Para no hacer este artículo muy largo y demasiadamente técnico, no vamos entrar en las diferencias estructurales de cada una de las isoflavonas de la soja y del trébol rojo. Se le interesa esta cuestión recomendamos un artículo de revisión publicado en 2006 en la revista científica Climateric, por investigadores del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Illinois en EEUU. En este trabajo, los investigadores hablan del distinto perfil de isoflavonas de la soja y del trébol rojo y como eso podría explicar los resultados diferentes de los estudios clínicos. Por ejemplo, con respecto a los efectos observados sobre el perfil lipídico, el extracto de soja ha generado mejores resultados en la reducción de los niveles de colesterol total y colesterol LDL, mientras que el extracto de trébol rojo ha permitido una mayor reducción de los niveles de triglicéridos y aumento los niveles de colesterol HDL21.

No se ha estandarizado una dosis óptima de isoflavonas en los distintos estudios clínicos, para el manejo de los síntomas del climaterio. Sin embargo, en la mayoría de estos estudios, las cantidades optimas de isoflavonas totales la observación del efecto positivo fueron de aproximadamente 40-50 mg/día22.

Cada dosis diaria de Menovon aporta 40 mg de isoflavonas, provenientes de los extractos de soja (50 mg de extracto estandarizado al 40% de isoflavonas) y trébol rojo (250 mg de extracto estandarizado al 8% de isoflavonas).

La cimicífuga o cohosh negro

La cimicífuga (Cimicifuga racemosa) es una hierba perenne proveniente, nativa de Estados Unidos y Canadá, tradicionalmente utilizada para el alivio de la dismenorrea, durante el trabajo de parto y para el alivio de los síntomas climatéricos23. Diversos estudios han puesto de manifiesto la eficacia de extractos de cimicífuga para el alivio de diversos síntomas asociados a la menopausia, tales como la sintomatología vasomotora (sofocos, sudores nocturnos) y psíquica (cambios de ánimo, irritabilidad, trastornos del sueño)16, 23.

Se creía anteriormente que la eficacia de los preparados de cimicífuga, para el alivio de los síntomas de la menopausia, estaría vinculada a la presencia de fitoestrógenos, como las isoflavonas de la soja y del trébol rojo. Sin embargo, varios estudios in vitro e in vivo han demostrado que eso no es cierto. Los componentes de los extractos de la cimicífuga no se unen a los receptores de estrógenos y, por tanto, no ejercen ningún efecto estrogénico directo24.  Los estudios más recientes indican que algunos de los componentes del extracto de cimicífuga, muy probablemente los glucósidos triterpénicos, activan unos receptores específicos de serotonina localizados en el hipotálamo, ejerciendo una acción similar a la serotonina25, 26. Eso es importante, porque durante la menopausia hay una disminución drástica de los niveles de serotonina en el organismo, debido a la falta de estrógenos26. Con menos serotonina disponible, muchos de estos receptores no son activados, y el hipotálamo no es capaz de hacer correctamente su función termorreguladora. El hipotálamo es el centro neurológico de la termorregulación del cuerpo. Una activación insuficiente de estos receptores de serotonina, produce un acortamiento del intervalo termoneutral, y por eso las mujeres menopaúsicas son más susceptibles a pequeños cambios de la temperatura ambiente27. El intervalo termoneutral es el rango de temperaturas ambientales en el cual la producción de calor metabólico (por parte del cuerpo) no está afectada por la temperatura ambiente. En este rango la temperatura corporal se mantiene constante.

Los estrógenos favorecen la producción de una enzima importante en la síntesis de la serotonina, la triptófano hidroxilasa, e inhiben la recaptación de serotonina en el espacio sináptico, favoreciendo así su acción28.

Al contrario de las isoflavonas, los estudios clínicos aleatorizados con extractos de cimicífuga son menos abundantes29. Sin embargo, los datos disponibles sugieren que los extractos de cimicífuga pueden ser útiles para el tratamiento de los síntomas vasomotores y psicológicos de la menopausia, ya que produjeron una disminución en la frecuencia e intensidad de esta sintomatología , así como una mejora de la calidad de vida de estas pacientes, sin presentar efectos adversos destacables29. Las dosis utilizadas en los estudios han variado de 5 a 40 mg por día del extracto seco de cimicífuga.

La fórmula de Menovon cuenta 40 mg de extracto seco de cimicífuga, estandarizado al 2,5% en glucósidos triterpénicos.

El sauzgatillo o agnocasto

Menovon | Nutribiolite

El sauzgatillo (Vitex agnus-castus L.), también conocido como vitex, agnocasto o pimienta de los monjes, es una planta originaria de la cuenca mediterránea y Asia oriental. El fruto de esta planta se ha utilizado desde la antigüedad para una gran variedad de desórdenes ginecológicos. Durante la edad media fue considerada la planta de la castidad ya que se creía que disminuía la libido y ayudaba a los monjes a reprimir el deseo sexual. Más recientemente, en Europa, el sauzgatillo ha vuelto a ser muy demandado para el manejo de los síntomas del síndrome premenstrual. En efecto, la actividad farmacológica del sauzgatillo ha sido demostrada por multitud de estudios clínicos, sobretodo en el tratamiento de síntomas relacionados con insuficiencia del cuerpo lúteo, como irregularidades del ciclo menstrual, disfunciones en la menstruación, mastopatías (dolor de senos) y el síndrome premenstrual.

El extracto del fruto del sauzgatillo contiene un amplio espectro de compuestos activos como los flavonoides (de los cuales se destacan la vitexina y la casticina), terpenoides y aceites esenciales30. El conjunto de compuestos activos presentes en el extracto del fruto ha mostrado una mayor actividad terapéutica que cada uno de estos compuestos aisladamente30. Los estudios apuntan a que algunos de estos compuestos, probablemente los terpenoides, actúan disminuyendo los niveles de la hormona prolactina a través de su interacción con receptores celulares de dopamina de tipo D2 presentes en la hipófisis (glándula pituitaria)31, 32. Es decir, estos compuestos activos imitan la acción de la dopamina. Una excesiva producción de prolactina (hiperprolactinemia) provoca una deficiencia en la producción de progesterona, lo que da lugar a un desequilibrio entre estrógenos y progesterona, originando los síntomas relacionados con insuficiencia del cuerpo lúteo32.

También se ha comprobado que algunos componentes del sauzgatillo producen un aumento de la secreción de melatonina33, y pueden unirse a receptores opiáceos y estrogénicos beta (RE-β). Esto explica el incremento en la producción de endorfinas endógenas y su actividad fitoestrogénica débil.

La utilización del sauzgatillo para el tratamiento de los síntomas del climaterio es más reciente y, por eso, no tenemos disponible muchos estudios clínicos publicados con enfoque especifico en la menopausia. Sin embargo, tal como en el caso del síndrome premenstrual, el balance hormonal, el aumento de la producción de melatonina y su acción estrogénica, son propiedades importantes para el manejo de los síntomas del climaterio34. En efecto, las evidencias obtenidas de los primeros estudios clínicos con mujeres en el periodo del climaterio, indican que el sauzgatillo mejora de los síntomas, como los sofocos, el estado de ánimo y la mejora de la calidad del sueño35.

Cabe destacar que la Comisión E de Alemania aprueba su uso para irregularidades del ciclo menstrual y síndrome premenstrual (SPM), y que su prescripción está ampliamente extendida entre médicos de familia y ginecólogos alemanes.

Menovon cuenta también con 30 mg de un extracto de sauzgatillo, también conocido como agnocasto, estandarizado al 0,5% en vitexina.

Vitamina E

Menovon | Nutribiolite

La vitamina E agrupa diferentes isómeros, dentro de los cuales se incluyen los tocoferoles y los tocotrienoles. El término isómero significa que son compuestos con la misma fórmula molecular (en cuanto a número y tipo de átomos), pero diferente fórmula estructural y, por tanto, diferentes propiedades.  El alfa-tocoferol es el isómero más común en la naturaleza y el de mayor acción vitamínica. Por tratarse de una vitamina liposoluble (soluble en grasa), la vitamina E tiene la capacidad de asociarse a la parte lipídica de las membranas celulares, protegiendo los fosfolípidos de las mismas del estrés oxidativo. La vitamina E secuestra los radicales libres, reduciéndolos a metabolitos menos activos. Por tanto, la vitamina E es fundamental para el correcto funcionamiento de todas las células del organismo.

El estrés oxidativo también está implicado en la patogénesis de los síntomas de la menopausia, como las alteraciones vasomotoras (sofocos y sudores nocturnos). Durante la transición a la menopausia y en el periodo posmenopáusico, las mujeres sufren repetidos episodios de alteraciones vasomotoras, que producen un aumento de la tasa metabólica36, 37. Estos episodios contribuyen al estrés oxidativo, a través del aumento del nivel de especies oxidantes en el organismo. Simultáneamente, con el envejecimiento, el nivel de sustancias antioxidantes en el organismo disminuye, dejando al cuerpo de la mujer más susceptible de sufrir diversas patologías relacionadas con la edad36. Esta disminución del nivel de antioxidantes, combinada con una pérdida gradual de estrógenos en el sistema reproductor femenino, está muy relacionada con las diversas secuelas de la menopausia, como las enfermedades cardíacas, los trastornos vasomotores y la osteoporosis36.

La fórmula de Menovon también cuenta con 12 mg de vitamina E, en forma de alfa-tocoferol, lo que garantiza una ingesta diaria equivalente al 100% de la cantidad diaria recomendada para esta vitamina.

Vitamina D

Menovon | Nutribiolite

El hueso es una estructura muy activa. Un proceso continuo, denominado remodelado óseo, conlleva resorción (actividad osteoclástica) y formación (actividad osteoblástica) constante del hueso. Los estrógenos aumentan la cantidad de receptores de vitamina D en los osteoblastos38. Estos receptores controlan la función de los osteoblastos, favoreciendo formación ósea. La carencia de vitamina D conjugada con la disminución en la producción de estrógenos durante el climaterio, va a producir una diminución acentuada en la actividad osteoblástica, lo que se refleja en la disminución de la densidad mineral ósea (osteoporosis) y un elevado riesgo de fractura39.

La vitamina D regula una enzima importante en la transformación del triptófano en serotonina, la Triptófano hidroxilasa 2 (TPH2). Como hemos comentado anteriormente, la serotonina es un neurotransmisor relacionado con el control de las emociones, estado de ánimo y con la termorregulación del cuerpo. Por tanto, su disminución durante el climaterio puede estar relacionada con los síntomas vasomotores (sofocos y sudoración nocturna) y con los cambios de humor25, 26. Cabe destacar que la melatonina, la hormona del sueño, se produce a partir de la serotonina, y por eso, la deficiencia de vitamina D puede afectar la calidad del sueño. En efecto, la administración de suplementos de vitamina D ha sido relacionada con una mejora del estado de ánimo en mujeres durante el periodo de transición menopáusica40-43.

La vitamina D también es una vitamina liposoluble, y se almacena principalmente en el hígado y en el tejido adiposo. Está representada por dos compuestos liposolubles: la vitamina D3 (colecalciferol) y la vitamina D2 (ergocalciferol). El colecalciferol es la forma más activa de vitamina D debido a su conversión más eficiente en calcifediol en el hígado. De hecho, la mayoría de los estudios demuestran que la vitamina D3 es más eficaz que la vitamina D2 para aumentar los niveles de calcifediol en sangre44, 45. La potencia de la vitamina D2 es menos de un tercio de la de la vitamina D345.

La vitamina D es otro ingrediente activo de la fórmula de Menovon. Cada dosis aporta 200 UI de vitamina D3 (colecalciferol), que equivale a 100% de la ingesta diaria recomendada para esta vitamina.

Vitamina B6

Menovon | Nutribiolite

Además de la vitamina D, la síntesis de serotonina necesita de la vitamina B6. Esta vitamina es un cofactor importante de otra enzima que también participa en la síntesis de la serotonina, la L- Aminoácido aromático descarboxilasa (AADC). Por este motivo, un correcto aporte de vitamina B6 y D es importante para el control de los síntomas vasomotores del climaterio, para una mejor sensación de bienestar, y para la calidad del sueño.

La vitamina B6 tiene otras funciones importantes el organismo como el control del metabolismo de las proteínas, la formación de hemoglobina, la producción de anticuerpos y la síntesis de ADN. La vitamina B6 es fundamental para la síntesis de otros neurotransmisores como la dopamina, noradrenalina, histamina, glicina y d-serina que, juntos con la serotonina, son fundamentales para la función cognitiva46.

Al contrario de las vitaminas D y E, la vitamina B6 es una vitamina hidrosoluble. Las vitaminas hidrosolubles se disuelven en agua por lo que el cuerpo no las puede almacenar. Las cantidades sobrantes de la vitamina B6 son eliminadas del cuerpo a través de la orina. Aunque el cuerpo mantiene una pequeña reserva de vitaminas solubles en agua, es necesario un aporte regular.

Menovon cuenta con 1,4 mg de vitamina B6, el 100% de la ingesta diaria recomendada.

Menovon | Nutribiolite

Menovon te puede ayudar controlar los síntomas de la menopausia. Su combinación de extractos de plantas y vitaminas, cuidadosamente seleccionados, fue pensada para te ayudar a superar los síntomas del climaterio, para que tengas una menopausia tranquila y cómoda. También te recomendamos otros 3 productos Nutribiolite, que te van a dar una extra de protección y aportar otros nutrientes importantes para esta fase de tu vida. A continuación, te decimos cual son estos productos y porque te lo recomendamos.

Protección y soporte extra para la menopausia

MAG-FUSION

MAG-FUSION es la fusión perfecta de nutrientes que son esenciales durante el climaterio. MAG-FUSION combina el citrato de magnesio con una selección de 4 vitaminas: D3, B6, B9 y B12, que trabajan en sinergia para el mantenimiento de una función cerebral saludable, para combatir el estrés, el cansancio, la fatiga, el dolor muscular crónico y ayudan en el mantenimiento de huesos fuertes y de niveles normales de homocisteína.

Además de la selección especial de vitaminas y magnesio, una característica de MAG-FUSION es la utilización de todos estos nutrientes en sus formas más bioactivas. A título de ejemplo, MAG-FUSION cuenta con el (6S)-5-metiltetrahidrofolato (5-MTHF). Es esta la forma bioactiva de la vitamina B9. Las demás formas necesitan ser digeridas a nivel del intestino por la enzima dihidrofolato reductasa (DHFR) para su conversión en 5-MTHF. Además, en MAG-FUSION el 5-MTHF se proporciona en la forma de 5-MTHF sal de glucosamina, también denominada como folato de 4ª generación o Quatrefolic®. Según estudios en laboratorio esta forma patentada presenta una absorción de 1,8 veces superior a la del (6S)-5-metiltetrahidrofolato de calcio, la forma química del 5-MTHF utilizada en otros complementos alimenticios53.

Omega 3 + Vitaminas D3 y K2

La combinación de Omega 3 con las vitaminas D3 y K2 es esencial en varios procesos metabólicos y primordial en los sistemas inmunitario, muscular, neuronal, esquelético y circulatorio. Actúa también sobre los procesos de reducción de la inflamación con un impacto crucial en la protección de articulaciones.

Los ácidos grasos Omega-3 han demostrado un importante papel terapéutico al atenuar la inflamación de las articulaciones y promover la regeneración tisular del hueso y el cartílago. La vitamina K2 y el Omega-3 ayudan a que el sistema cardiovascular funcione correctamente y la vitamina K2 contribuye a la coagulación normal de la sangre. Las vitaminas D3 y K2 juntas aseguran que el calcio se absorba fácilmente y alcance la masa ósea, evitando la calcificación arterial, ayudando a mantener huesos y dientes sanos. Estas dos vitaminas también aseguran el correcto funcionamiento del sistema inmunitario y apoyan la función muscular.

Los ingredientes OMEGA 3+ D3 +K2 de Nutribiolite son de primera calidad. El omega-3 proviene del aceite de pescado de fuentes renovables y concentrado en un 80% de omega-3 totales, de los cuales el 50% en EPA (ácido eicosapentaenoico) (500 mg) y el 25% en DHA (ácido docosahexaenoico) (250 mg). La vitamina D se encuentra en forma de vitamina D3 y la vitamina K2 en forma encapsulada de menaquinona -7 (MK-7 o K2-7), la forma más bioactiva de esta vitamina.

Uritractin

La deficiencia estrogénica subsecuente de la menopausia, provoca un descenso del colágeno cutáneo5, lo que produce una disminución importante de la flexibilidad de los tejidos vaginales, la disminución de la lubricación de las mucosas y el aumento del pH vaginal47. Esta combinación hace que las mujeres postmenopáusicas sean mucho más propicias a desarrollar infecciones urinarias de repetición.

Uritractin es un complemento alimenticio que combina los extractos de arándanos rojos americanos (Vaccinium macrocarpon) e flores de hibisco (Hibiscus sabdariffa), para ayudar a prevenir las infecciones del tracto urinario. (estudios) las propiedades antibacterianas y antifúngicas de

Las proantocianidinas del extracto de arándanos rojos son conocidas por su capacidad de impedir la adhesión de las bacterias, como la Escherichia coli, a las paredes internas del trato urinario. La infección urinaria por Escherichia coli es la infección más frecuente que esta bacteria produce48.

Según varios estudios, los polifenoles naturales del extracto de hibisco impiden la formación de biopelículas fúngicas, lo que es fundamental para frenar la colonización y reproducción de estos patógenos en el trato urinario49-51. El extracto de hibisco presenta también propiedades antioxidantes y diuréticas que contribuye al buen funcionamiento del tracto urinario.

4Sleep

Los niveles de serotonina disminuyen en la menopausia, lo que está asociado a cambios en el estado de ánimo, alteración del sueño y disminución de la libido52. Varios estudios indican que los estrógenos regulan la producción de enzima triptófano hidroxilasa (TPH)28, una enzima muy importante en la biosíntesis de serotonina. La TPH cataliza el paso limitante de la producción de serotonina, que es la conversión de triptófano en 5-HTP. Bajos niveles de estrógeno podrían disminuir la producción de la enzima TPH y afectar los niveles de serotonina.

4Sleep es un complemento alimenticio que combina 5-HTP (obtenido de la semilla de la Griffonia simplicifolia), con melatonina y los extractos de raíz de valeriana y flor de manzanilla, en una fórmula eficaz para favorecer los procesos biológicos asociados a la relajación, mejora de la calidad del sueño y la disminución del tiempo necesario para su conciliación. El 4Sleep aporta directamente 5-HTP, un excelente suplemento precursor de serotonina, pues no hace necesaria la acción de la enzima TPH.

Sobre nosotros

Si aún no conoces a Nutribiolite, te invitamos a visitar nuestra página web, conocer quien somos y nuestra filosofía de trabajo. Todos nuestros productos son fabricado en España bajo estrictas normas de buenas prácticas de fabricación y los más exigentes protocolos de calidad, desde el origen hasta el producto final. Somos un equipo altamente cualificado y especialistas en la formulación de complementos alimenticios. Desarrollamos suplementos naturales de primera calidad, basados en la literatura científica más reciente. Trabajamos con los mejores laboratorios de España para garantizar la mejor calidad y ponemos todos nuestros productos al alcance de todos a un precio justo y razonable.

Referencias

  1. Cauley, J.A., et al., Menopausal estrogen use, high density lipoprotein cholesterol subfractions and liver function. Atherosclerosis, 1983. 49(1): p. 31-9.
  2. Del Río, J.P., et al., Steroid Hormones and Their Action in Women’s Brains: The Importance of Hormonal Balance. Frontiers in Public Health, 2018. 6.
  3. Torres Jiménez, A.P. and J.M. Torres Rincón, Climaterio y menopausia. Revista de la Facultad de Medicina (México), 2018. 61: p. 51-58.
  4. Khosla, S., M.J. Oursler, and D.G. Monroe, Estrogen and the skeleton. Trends Endocrinol Metab, 2012. 23(11): p. 576-81.
  5. Brincat, M.P., Y.M. Baron, and R. Galea, Estrogens and the skin. Climacteric, 2005. 8(2): p. 110-23.
  6. Maas, A.H. and H.R. Franke, Women’s health in menopause with a focus on hypertension. Neth Heart J, 2009. 17(2): p. 68-72.
  7. Beard, M.K. and L.R. Curtis, Libido, menopause, and estrogen replacement therapy. Postgrad Med, 1989. 86(1): p. 225-8.
  8. National Library of Medicine. Updated by: John D. Jacobson, MD, Department of Obstetrics and Gynecology, Loma Linda University School of Medicine, Loma Linda, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team. Review Date 7/13/2021; Available from: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000894.htm.
  9. Aguilera, J.R., P.G. Ríos, and A.S. Zepeda, Calcio y vitamina D en la paciente climatérica. Perinatología y Reproducción Humana, 2004. 51(2): p. 83-87.
  10. PÉRez MartÍN, A., et al., Efecto de la edad y de la menopausia sobre la masa ósea. REEMO, 2006. 15(4): p. 57-62.
  11. Burke, A.P., et al., Effect of menopause on plaque morphologic characteristics in coronary atherosclerosis. Am Heart J, 2001. 141(2 Suppl): p. S58-62.
  12. Reslan, O.M. and R.A. Khalil, Vascular effects of estrogenic menopausal hormone therapy. Rev Recent Clin Trials, 2012. 7(1): p. 47-70.
  13. Shors, T.J. and B. Leuner, Estrogen-mediated effects on depression and memory formation in females. J Affect Disord, 2003. 74(1): p. 85-96.
  14. Pérez Alcázar, M., Menopausia. Transición. Farmacia Profesional, 2002. 16(9): p. 88-95.
  15. Candanedo-González, F. and E. Pérez-Salazar, El papel de la progesterona en cáncer de mama. Gaceta Mexicana de Oncología, 2012. 11(3): p. 182-188.
  16. Extracted from the EFSA health claims application list, under evaluation: ID 4006 – Cimicifuga racemosa (Actea racemosa) (Common Name : Black Cohosh ) – Menopause: Helps to maintain a calm and comfortable menopause/helps women coping with the teltale signs associated with menopause, such as hot flushes, sweating, restlessness and irritablity.; Available from: https://open.efsa.europa.eu/questions/EFSA-Q-2008-4720.
  17. Cheng, G., et al., Isoflavone treatment for acute menopausal symptoms. Menopause, 2007. 14(3 Pt 1): p. 468-73.
  18. Extracted from the EFSA health claims application list, under evaluation: ID 4146 – Trifolium pratense (Common Name : Red Clover ) – Helps to maintain a calm and comfortable menopause/helps women coping with the teltale signs associated with menopause, such as hot flushes, sweating, restlessness and irritablity. Available from: https://open.efsa.europa.eu/questions/EFSA-Q-2008-4857?search=4146.
  19. López Luengo, M.T., Fitoestrógenos. Eficacia y seguridad. Offarm, 2010. 29(3): p. 86-90.
  20. Gómez-Zorita, S., et al., Scientific Evidence Supporting the Beneficial Effects of Isoflavones on Human Health. Nutrients, 2020. 12(12).
  21. Geller, S.E. and L. Studee, Soy and red clover for mid-life and aging. Climacteric, 2006. 9(4): p. 245-263.
  22. Messina, M., Soybean isoflavones warrant greater consideration as a treatment for the alleviation of menopausal hot flashes. Womens Health (Lond), 2014. 10(6): p. 549-53.
  23. Guo, Y., et al., Traditional uses, phytochemistry, pharmacology and toxicology of the genus Cimicifuga: A review. J Ethnopharmacol, 2017. 209: p. 264-282.
  24. Wuttke, W. and D. Seidlová-Wuttke, Black cohosh (Cimicifuga racemosa) is a non-estrogenic alternative to hormone replacement therapy. Clinical Phytoscience, 2015. 1(1): p. 12.
  25. Pachman, D.R., J.M. Jones, and C.L. Loprinzi, Management of menopause-associated vasomotor symptoms: Current treatment options, challenges and future directions. Int J Womens Health, 2010. 2: p. 123-35.
  26. Berendsen, H.H., The role of serotonin in hot flushes. Maturitas, 2000. 36(3): p. 155-64.
  27. Freedman, R.R., Menopausal hot flashes: mechanisms, endocrinology, treatment. J Steroid Biochem Mol Biol, 2014. 142: p. 115-20.
  28. Rybaczyk, L.A., et al., An overlooked connection: serotonergic mediation of estrogen-related physiology and pathology. BMC Womens Health, 2005. 5: p. 12.
  29. García-Bienes, H.M. and C.C. Sánchez-Mateo, Cimicifuga racemosa (L.) Nutt. en el tratamiento de los síntomas vasomotores de la menopausia: revisión. Ars Pharmaceutica, 2022. 63: p. 178-188.
  30. Souto, E.B., et al., Vitex agnus-castus L.: Main Features and Nutraceutical Perspectives. Forests, 2020. 11(7): p. 761.
  31. Heskes, A.M., et al., Biosynthesis of bioactive diterpenoids in the medicinal plant Vitex agnus-castus. Plant J, 2018. 93(5): p. 943-958.
  32. Haerifar, N., et al., The effect of vitex agnus castus extract on the blood level of prolactin, sex hormones levels, and the histological effects on the endometrial tissue in hyperprolactinemic women. Crescent Journal of Medical and Biological Sciences, 2020. 7(4): p. 545-550.
  33. Dericks-Tan, J.S., P. Schwinn, and C. Hildt, Dose-dependent stimulation of melatonin secretion after administration of Agnus castus. Exp Clin Endocrinol Diabetes, 2003. 111(1): p. 44-6.
  34. Extracted from the EFSA health claims application list, under evaluation: ID 3654 – Helps to maintain a physiological well-being during the menstrual cycle. Contributes to the female hormonal balance during clymaterium. Contributes to relieve the menopause symptoms.; Available from: https://open.efsa.europa.eu/questions/EFSA-Q-2008-4378?search=vitex+agnus-castus.
  35. Chopin Lucks, B., Vitex agnus castus essential oil and menopausal balance: a research update [Complementary Therapies in Nursing and Midwifery 8 (2003) 148-154]. Complement Ther Nurs Midwifery, 2003. 9(3): p. 157-60.
  36. Doshi, S.B. and A. Agarwal, The role of oxidative stress in menopause. J Midlife Health, 2013. 4(3): p. 140-6.
  37. Sánchez-Rodríguez, M.A., et al., Association between hot flashes severity and oxidative stress among Mexican postmenopausal women: A cross-sectional study. PLOS ONE, 2019. 14(9): p. e0214264.
  38. Liel, Y., et al., Evidence that estrogens modulate activity and increase the number of 1,25-dihydroxyvitamin D receptors in osteoblast-like cells (ROS 17/2.8). Endocrinology, 1992. 130(5): p. 2597-601.
  39. Ettinger, B., Prevention of osteoporosis: treatment of estradiol deficiency. Obstet Gynecol, 1988. 72(5 Suppl): p. 12s-17s.
  40. Khan, Q.J., et al., Effect of vitamin D supplementation on serum 25-hydroxy vitamin D levels, joint pain, and fatigue in women starting adjuvant letrozole treatment for breast cancer. Breast Cancer Res Treat, 2010. 119(1): p. 111-8.
  41. Jorde, R., et al., Effects of vitamin D supplementation on symptoms of depression in overweight and obese subjects: randomized double blind trial. J Intern Med, 2008. 264(6): p. 599-609.
  42. Lansdowne, A.T. and S.C. Provost, Vitamin D3 enhances mood in healthy subjects during winter. Psychopharmacology (Berl), 1998. 135(4): p. 319-23.
  43. Gloth, F.M., 3rd, W. Alam, and B. Hollis, Vitamin D vs broad spectrum phototherapy in the treatment of seasonal affective disorder. J Nutr Health Aging, 1999. 3(1): p. 5-7.
  44. Tripkovic, L., et al., Comparison of vitamin D2 and vitamin D3 supplementation in raising serum 25-hydroxyvitamin D status: a systematic review and meta-analysis. Am J Clin Nutr, 2012. 95(6): p. 1357-64.
  45. Armas, L.A., B.W. Hollis, and R.P. Heaney, Vitamin D2 is much less effective than vitamin D3 in humans. J Clin Endocrinol Metab, 2004. 89(11): p. 5387-91.
  46. Spinneker, A., et al., Vitamin B6 status, deficiency and its consequences: an overview. Nutrición Hospitalaria, 2007. 22: p. 7-24.
  47. Tucker, K.M., et al., Vaginal pH: a simple assessment highly correlated with vaginal morphology and symptoms in postmenopausal women. Menopause, 2018. 25(7).
  48. Pérez-López, F.R., J. Haya, and P. Chedraui, Vaccinium macrocarpon: an interesting option for women with recurrent urinary tract infections and other health benefits. J Obstet Gynaecol Res, 2009. 35(4): p. 630-9.
  49. Fullerton, M., et al., Determination of antimicrobial activity of sorrel (Hibiscus sabdariffa) on Escherichia coli O157:H7 isolated from food, veterinary, and clinical samples. J Med Food, 2011. 14(9): p. 950-6.
  50. Dwivedi, M., S. Muralidhar, and D. Saluja, Hibiscus sabdariffa Extract Inhibits Adhesion, Biofilm Initiation and Formation in Candida albicans. Indian J Microbiol, 2020. 60(1): p. 96-106.
  51. Alshami, I. and A.E. Alharbi, Hibiscus sabdariffa extract inhibits in vitro biofilm formation capacity of Candida albicans isolated from recurrent urinary tract infections. Asian Pacific Journal of Tropical Biomedicine, 2014. 4(2): p. 104-108.
  52. Iturbe, L.A. and B.V.D.d.R. Boada, Menopausia y madurez. XVII Curso online de atención farmacéutica.
  53. Miraglia, N., et al., Enhanced oral bioavailability of a novel folate salt: comparison with folic acid and a calcium folate salt in a pharmacokinetic study in rats. Minerva Ginecol, 2016. 68(2): p. 99-105.

¿Ya conoces los productos Nutribiolite ?

Nuestras fórmulas se desarrollaron teniendo en cuenta las diferentes necesidades de las personas. ¡Descubre nuestra gama de productos!

.